Inicio


Tu relación con la comida

Imagino que cuando has llegado hasta aquí es porque llevas ya un largo recorrido de búsqueda. Espero que este sea el lugar donde encuentres respuesta a eso que llevas años sufriendo y a esa angustia que nadie te ha ayudado a liberar, esa culpa que genera el no poder controlarte ante el impulso de darte un atracón.

A estas alturas ya lo has intentado todo, incluso con éxito en muchas ocasiones, pero pasado un tiempo (cada vez más corto), vuelves al lugar de origen e incluso peor.

Esto no va de poner dietas, ni de controlarte el peso, no creemos que haga falta, cada quien sabe perfectamente donde está y no sirve de mucho incidir en la herida que tanto duele para no encontrar el camino de salida.

El trastorno por atracón no se resuelve solo con dietas y ejercicio, desde luego NO a largo plazo.

Quiero empezar explicando de que hablo cuando digo “Atracón”, “Compulsión”, “Dependencia” y “Adicción a la comida”

Me refiero a una ingesta compulsiva de comida de forma recurrente. Ingiriendo una cantidad de comida muy superior a la que la mayoría de la población comería en el mismo periodo de tiempo, desembocando en un sentimiento de culpa y desvalorización, no respondiendo a una sensación de hambre sino a situaciones de ansiedad, inestabilidad y malestar emocional.  


LA INGESTA DE COMPULSIVA DE COMIDA Y EL PESO NO ES MÁS QUE LA PUNTA DEL ICEBERG. ESO ES SÓLO EL SINTOMA